lunes, mayo 04, 2009

EXAMEN DE CONCIENCIA PARA LÍDERES DE LA RENOVACIÓN CARISMÁTICA

Respecto a Dios y a uno mismo...
1. ¿Doy gracias a Dios por su bondad en haberme llamado a la Renovación?
2. ¿Lo considero como un gran beneficio, pero sin anteponerme a los demás, ni tenerme por mejor; los aprecio sinceramente, aunque no pertenezcan a la Renovación Carismática; oro por ellos para que el Señor los llene de sus bendiciones y de su amor?
3. ¿Caigo en el error de no relacionarme sino con los pertenecientes a la Renovación, porque están en mi línea espiritual y los demás "no me comprenden", no son "carismáticos”? (no se excluye que pueda haber cierta ordenada preferencia y una mayor relación).
4. ¿Estoy persuadido de que no la mera pertenencia a la Renovación es lo hermoso de ésta, sino los frutos que Dios quiere se produzcan en cada uno y en la Comunidad como tal?
5. ¿Tengo interés especial en que el Espíritu Santo cree en mí una profunda humildad; una entrega desinteresada a los demás; un amor sin límites y sacrificado; una obediencia en libertad y en amor a los Pastores de la Iglesia?
6. ¿Tengo creciente interés en conocer, cada vez más profundamente la Renovación en sus fundamentos doctrinales y en sus exigencias de vida cristiana?
7. ¿Estoy persuadido de que puedo ser víctima de tentaciones y de que debo estar preparado para enfrentarlas con el Espíritu de Cristo?
8. ¿Pongo los medios humanos y divinos para superarlas y procuro hacer de ellas un medio de crecimiento en el Señor?
9. ¿Persevero en el servicio del Señor, en su amor, en la oración, en la asistencia a los grupos a pesar de la desgana, del rechazo interior que pueda sentir?
10. ¿Procuro influir discretamente sobre otros para hacerlos participantes de esta gracia que hoy representa la Renovación en el plan de Dios?
11. ¿Vivo en un tranquilo alerta sobre las tentaciones enumeradas más arriba y otras que pueden hacer presa en mí?
12. ¿Vigilo especialmente el peligro de, sin perder el entusiasmo sano y contagioso, no venir a convertirse en fanático, exclusivista, elemento de presión sobre cualquier persona especialmente entre los familiares?
13. ¿Examino con sinceridad si mi pertenencia a la Renovación y mi apostolado me han llevado a desatender mis obligaciones de estado o a mermarles tiempo, energías, entusiasmo, esmero, etc...?
14. ¿Descuido la oración personal con el pretexto de que yo asisto a los grupos de oración?
15. ¿Vivo con más intensidad los sacramentos desde que pertenezco a la Renovación?
16. ¿Procuro conocer a fondo la Iglesia de Cristo, adherirme a ella, cada vez más firmemente, a su doctrina, orientaciones? ¿He caído en la cuenta del profundo sentido de la expresión de San Agustín de que "no puede amar verdaderamente a Cristo quien no ama a su Iglesia"?
17. ¿Estoy firmemente convencido de que la Renovaci6n a que pertenezco es la Renovación "católica" que pide una especial fidelidad a Cristo en su Iglesia?
18. ¿He caído en la cuenta de que la asistencia a los Grupos de Oración no puede quedarse ahí; sino que deben tender a formar la comunidad de amor que el Señor desea para vivir la vida de Jesús, con todas sus consecuencias?
19. ¿Estoy persuadido de que nada de esto puede realizarse sin una comunión íntima personal con Cristo y una fidelidad creciente a la acción del Espíritu que se manifestará en mi, cada vez más, con un creciente poder?
En relación a los demás...
1. ¿Soy un lazo de unión o separo con mi modo de ser, de actuar, con mis comentarios desfavorables, chismes, murmuraciones, interpretaciones sin fundamento de sus acciones, etc...?2. ¿Aprecio sinceramente, a mis hermanos? ¿En qué se manifiesta? ¿Me considero superior o fomento sutilmente sentimientos de envidia, celos sobre sus cualidades o dones?
3. Trabajo positivamente para que se realice una auténtica comunidad de amor, o fomento el aislacionismo, el capillismo ... ?
4. ¿Aprecio al grupo por la atención que me presta, el calor humano que hallo, la acogida bondadosa ... o, sin despreciar lo anterior, aprecio, sobre todo, la unión en Cristo, el crecimiento en El; la ayuda en el Señor para mi vida y obras apostólicas?
5. ¿Sé y procuro crecer en el saber escucharlos, valorarlos, apreciar su juicio y` espiritualidad; o tiendo a absorber?
6. ¿Voy compartiendo con ellos discretamente mi riqueza interior o me reservo por prejuicios, falsa "intimidad", desconfianza, etc?.
7 ¿Oro por ellos y por sus obras? ¿Pido al Señor la unión verdadera con los que me he unido para orar y trabajar en su viña?
8. ¿Procuro realizar en mí, con la gracia del Señor, ser auténtico testimonio de unión, de amor, de sacrificio ante el grupo; o soy, de algún modo, obstáculo a su crecimiento por mi actividad de vida?
9. ¿Me intereso por sus necesidades, aún materiales y procuro, en la medida de mis posibilidades ayudarlos? ¿Los considero como verdaderos hermanos en el Señor y los trato como tales? Miro sus situaciones: éxitos, dolores, etc... como mías y procuro compartirlas?
10. ¿He caído en la cuenta de la propia responsabilidad ante cada uno de los que pertenecen a mi grupo de oración ?

Respecto al Grupo de Oración...
1. ¿Procuro prepararme psicológicamente y espiritualmente para tomar parte en el Grupo de Oración o voy improvisadamente a él?
2. ¿Caigo en la cuenta de que mi frialdad, falta de apertura al Espíritu, pasividad... pueden ser obstáculos a una mayor acción del Señor en la oración?
3. ¿Asisto regularmente a las reuniones de oración y no las omito si no es por una verdadera causa que me impida?
4. ¿Ando de Grupo en Grupo sin afincarme en ninguno; o formo parte estable, de uno de ellos, como comunidad del Señor; me contento con asistir una vez por semana y lo complemento con un tiempo diario a la oración privada?
5. ¿Doy ejemplo de puntualidad? ¿Estoy unido con todas y cada una de las personas que forman mi grupo?
6. Si tengo que actuar ¿preparo cuidadosamente mis instrucciones y oro para que el Señor ilumine y haga fecunda su palabra en el corazón de los creyentes? ¿Huyo de la improvisi6n?
7. ¿Procuro, estar bien instruido sobre todos los elementos que entran en juego en un círculo de oración y procedo en él con orden, apertura y fervor? ¿Introduzco oportunamente los cantos que elevan la oración?
8. ¿Acaparo la oración de alabanza o soy un elemento pasivo en ella sin esforzarme ni pedir ser ayudado para superar la dificultad inicial de alabar al Señor públicamente?
9. ¿He aprendido a dar testimonio con respeto, sinceridad, brevedad, sin perderme en detalles?10. ¿Es mi petición breve o la convierto en ocasión para hacerla una exhortaci6n?
11. ¿Sé lo que es una "profecía", cuáles son los signos que orientan sobre el uso que Dios quiera hacer de una persona para construir con ella la humanidad?
12. ¿Ayudo a mi grupo a crecer en el Señor, sobre todo con la caridad?
13. ¿Coopero a que no se cierre sobre sí mismo, sino que se abra a la relación con otros, por medio, sobre todo, de las asambleas?
14. ¿Me reúno algunas veces, con otros formando un reducido grupo para orar comunitariamente?
15. ¿Me uno, sobre todo, en lo principal; sé corregir fraternalmente, si el caso lo requiere; sé prevenir errores, modos de actuar raros, llamativos, exhibicionistas ....? ¿Soy discretamente “creativo" en el grupo de oración?
16. ¿Visito, si puedo, a los enfermos, especialmente a, los de mi grupo; tengo predilección especial por ellos; ayudo a los hermanos que se encuentran más necesitados?
17. ¿Me preocupo sanamente por la pureza de la fe y de la doctrina católica?
18. ¿Si dirijo, procuro estar atento a la orientación que el Espíritu Santo imprime a la oración para secundarlo?
19. ¿Ayudo comprometidamente al grupo a crecer en la oración de modo que se proyecte fuera de ella?
20. ¿Evalúo -con los demás dirigentes del Grupo- la oración?
En relación a los Movimientos Apostólicos, Parroquia, etc...
1. ¿Cómo son mis relaciones con el párroco y sus colaboradores? Los estimo, amo y pido por ellos frecuentemente o me dejo llevar por el chisme, la crítica, etc...
2. Si hay algo que ante Dios me parezca conveniente indicarlo, ¿lo hago con sana libertad, con objetividad, con serenidad interior, con espíritu fraternal?
3. ¿Obedezco, con obediencia activa, las disposiciones que me tocan como feligrés? ¿Lo considero como representante de Cristo, Cabeza de la Iglesia, en sus actuaciones, aun respecto de la Renovación?
4. ¿Soy lazo de unión con otros movimientos, respetando sus características, sirviendo de fermento en ellos, sí me hallo comprometido como uno de sus miembros; o creo que la Renovación Carismática es lo único que vale, pretendo cambiar el ser de los mismos? Si actúo con ellos, ¿aparezco como el que todo lo sabe; acaparo la conversación; machaco importunamente sobre la Renovación; uso modos que molestan a otros que no pertenecen a ella; me humillo, si es necesario, sin entrar en competencia con ninguno?
5. ¿Procuro enterarme de las directrices emanadas de la Jerarquía respecto de la Renovación, o trato de formar, inconscientemente, una iglesia dentro de otra Iglesia: un "para-clericalismo" tan pernicioso a la Renovaci6n y a la misma Iglesia de Cristo?
6. ¿Colaboro sin recargarme ni estar en todas las obras parroquiales, con mi parroquia? ¿Tengo especial predilección por la evangelización y por atender especialmente a los más necesitados en todos los sentidos? ¿Tengo en el aspecto del compromiso temporal bien clara la doctrina acomodada a las orientaciones de la Iglesia, de los propios obispos, del Evangelio?
7. ¿Soy abierto a iniciativas prudentes, que se puedan realizar en colaboración con otros movimientos?

1 Comentarios:

HOLA, PADRE DIOS LE BENDIGA
CUANDO VENGA A VENEZUELA AVISEME
VISITENOS EN LA RADIO FM LA CORTEZA
Y TV LA CORTEZA

Publicar un comentario en la entrada

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More